La tenista Simona Halep, ganadora de dos Gran Slam, ha sido suspendida hasta octubre de 2026 por dos infracciones distintas de las normas antidopaje, según ha informado este martes la Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA). La rumana, de 31 años, excampeona de Wimbledon y de Roland Garros, ya estaba apartada provisionalmente desde octubre de 2022 tras dar positivo por el estimulante sanguíneo roxadustat, prohibido en el US Open el año pasado.

Halep ha negado rotundamente haber tomado conscientemente la sustancia prohibida. y dijo que tenía pruebas por las que podía demostrar que fue por un suplemento autorizado que estaba contaminado. “El tribunal aceptó el argumento de Halep de que habían tomado una suplemento contaminado, pero determinó que la cantidad ingerida podría no haber dado como resultado la concentración de roxadustat encontrada en el positivo muestra A”

La segunda violación de las normas, según la ITIA estaba relacionada con “irregularidades en el pasaporte biológico de la atleta”. La ITIA informa que las pruebas fueron confirmadas por tres expertos independientes y que los tres fueron unánimes en explicar que las irregularidades en el pasaporte biológico se explican por un “probable dopaje”. En el pasaporte biológico queda reflejado el perfil de cada deportista, es un método mediante el cual las organizaciones antidopaje controlan diversos parámetros sanguíneos a lo largo del tiempo con el fin de identificar posibles infracciones.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.