Dicho y en menos de 24 horas, hecho. El Ayuntamiento de Getafe (Madrid) avanzó anoche que estudiaba cambiar el nombre de Coliseum Alfonso Pérez a su estadio municipal, que usa el equipo local, tras unas controvertidas declaraciones del exfutbolista, que jugó en el Real Madrid, Betis, Barça y Olimpique de Marsella, sobre la selección femenina de fútbol. Después de reunirse este martes con el club, el consistorio, que dirige la socialista Sara Hernández, ha decidido dejarlo en Coliseum, a secas. En un breve comunicado difundido a primera hora de la tarde, el Ayuntamiento explica que el estadio, cedido al Getafe C.F. por 49 años, “pasará a denominarse únicamente Coliseum”.

En una entrevista publicada el lunes en El Mundo, Pérez, natural de Getafe, llegó a decir que “no puede ser equiparable para nada el fútbol femenino y el masculino porque todo va en función de los ingresos que generes y de la repercusión mediática” y que las “obligaría a besar la bandera española para saber que defienden con honor y honestidad la camiseta de su país”. “Eso, lo primero y luego ya protestas por lo que quieras. Me parece bien que pidan lo que consideren, pero la selección está por encima de todo”, agregó, en referencia al plante de parte de las futbolistas tras el caso Luis Rubiales.

Para el consistorio, con estas palabras el exfutbolista señala “la imposibilidad de que una jugadora cobre lo mismo que sus compañeros varones”. Además, traslada “la idea del fútbol como mero negocio económico, en lugar de ensalzar aspectos tan importantes en el deporte como la superación, el esfuerzo o la igualdad” y “minimiza los logros sociales obtenidos por las actuales campeonas del mundo dentro y fuera de los terrenos de juego”.

En la nota, el Ayuntamiento dice estar de acuerdo con el club en “la necesidad de preservar los valores positivos que emanan del deporte, que en la ciudad se fomentan a través de las escuelas deportivas”. Por último, el comunicado afirma que en “el mismo contexto se ha manifestado mayoritariamente la afición del Getafe C.F”. Y, de regalo, señala que “de acuerdo con los términos de la concesión, el Getafe C.F. se reserva la posibilidad de incluir un patrocinio publicitario junto al nombre Coliseum, como ya sucede en el resto de equipos de todo el mundo”.

Sara Hernández lamentó anoche en El Larguero de la cadena SER que el futbolista local más famoso se haya pronunciado en una “dirección totalmente contraria a los valores que fomenta el deporte” y avanzó su intención de cambiarle el nombre. Estas declaraciones han sentado mal en el Ayuntamiento, entre los vecinos y entre los aficionados del Getafe, por lo que no consideran que las instalaciones debieran seguir teniendo su nombre. “Ha sido muy triste” leer sus palabras, confesó Hernández. “Muy desafortunadas declaraciones de una persona cuyo nombre se vincula al Getafe cada jornada que jugamos como locales. Las campeonas del mundo luchan por unas condiciones dignas, que no se les facilitan y por el futuro de nuestro fútbol”, tuiteó la Federación de Peñas del Getafe.

“Seguro que hay otras deportistas de otros deportes a las que les gustaría cobrar como las jugadoras de la selección española femenina y no pueden, como a mí me gustaría cobrar lo de Cristiano Ronaldo, pero no puedo ser tan bueno. Es lo que hay. Cada uno tiene que saber dónde está y lo que genera. No se pueden quejar de lo que es actualmente el fútbol femenino. Ha evolucionado, pero deben tener los pies en el suelo y saber que no se pueden equiparar en ningún sentido con un futbolista hombre”, dijo en la entrevista el que fuera delantero de la selección española en los noventa. Y admitió tener “una opinión bastante discrepante respecto a la mayoría con todo lo que está ocurriendo”.

“¿Que el fútbol femenino no tiene de qué quejarse?”, le contestó anoche Hernández. “Se están investigando presuntas agresiones sexuales, posibles extorsiones y han tenido que hacer huelga para luchar por un convenio colectivo”, le recuerda. Para la alcaldesa, estas declaraciones no hacen más que mandar un mensaje muy negativo a las niñas que sueñan con ser futbolistas.

De momento, el Ayuntamiento ha trasladado al club su propuesta de quitar el nombre de Alfonso Pérez al Coliseum. La concesión municipal contempla, de hecho, esta posibilidad, explica Hernández: “Acordamos que cualquier nombre que se pusiera debería cumplir los mínimos valores de convivencia. No puede ser que ahora, en un estado municipal, el que no lo cumpla sea el Ayuntamiento y que tenga el nombre de un deportista que a lo mejor no está completamente alineado con los valores de igualdad, respeto y sacrificio”.

Con 16.500 asientos e inaugurado en septiembre 1998, el estadio, en el que nunca llegó a jugar Pérez, que tampoco vistió jamás la camiseta local, se encuentra en el barrio de Getafe Norte y ha vivido varias ampliaciones. La última será una remodelación integral que comenzará en marzo o abril y que supondrá tapar el foso que rodea al terreno de juego, ampliar el aforo en 3.000 localidades y techar todo el espacio ―ahora solo tiene techo un lateral― y 69 palcos VIP.

Antes del pronunciamiento del futbolista, la idea ya era cambiarle el nombre. “Mi objetivo es hacer el campo, cerrarlo, terminarlo, cambiarle el nombre y que venga otro a hacerlo mejor”, declaró Ángel Torres, presidente del Getafe, el pasado junio, al presentar el proyecto. El Getafe juega allí desde su inauguración, cuando estaba en Segunda B. En este estadio, el equipo madrileño ha vivido dos ascensos a Segunda División, un ascenso a Primera, la clasificación para dos finales de Copa del Rey y unos cuartos de final de la Copa de la UEFA.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.